Carta_familia_Escribano.png

Carta de agradecimiento de la Familia Escribano Míguez al Alcalde

28/03/2019

La política local, que debería ser la más cercana y amable, comprensiva, fraternal, independientemente de siglas y colores, es ingrata en ocasiones: a veces lo común es vencido por lo particular, lo público por lo partidista, la verdad por el rumor o el ruído... Pero afortunadamente no lo es siempre, casi siempre vence la luz, la buena voluntad, el trabajo bien hecho y el esfuerzo de vecinos y vecinas que trabajan desinteresadamente.

De Juan Antonio Escribano los capitulares de hoy debemos recibir exactamente todo eso, porque sin tener en cuenta las siglas intentó ser un buen Alcalde: la entrega por el pueblo, el actuar siempre convencido del beneficio común, el intentar hacer lo correcto, el ir de frente... Luces y sombras luego tienen, tenemos, todos/as los gestores de lo público (unos más y más grandes sombras que otros), pero a pesar de eso, las formas nunca se deben perder en democracia.

Su familia me pide que difunda esta carta de agradecimiento. El pueblo que somos no sería el mismo sin Juan Antonio, y como recalqué en su sepelio, si bien Dios será el que le otorgue su sitio en el cielo, aquí en la tierra seremos nosotros/as los que juzguemos su legado, y éste se acrecienta día a día: y en las formas también, como con esta emotiva misiva de su familia.

Guzmán, que es muy grande, sabe llevar en su corazón a los que como él, lo dieron todo por el pueblo. Y ahora, además, también intentaremos tenerlo siemrpe presente en nuestras calles.

Un enorme abrazo y muchos besos.

Carta_familia_Escribano